Tres formas en que los administradores escolares pueden promover la vacunación contra el COVID-19

Para imprimir este documento, use la configuración de impresión de su navegador de internet para establecer los márgenes de la página y quitar el encabezado y el pie de página. Para obtener la mejor experiencia de impresión use el navegador Google Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Estamos mucho más cerca de poner fin a la pandemia del COVID-19 ahora que los niños de 5 años o más pueden recibir la vacuna contra el COVID-19.

Necesitamos que los administradores escolares como usted ayuden a los estudiantes y otras personas de su comunidad a aprender más sobre las vacunas y a que se vacunen.

Su comunidad lo ve como un mensajero de confianza. Además, los estudiantes de las escuelas que fomentan o brindan información sobre la vacunación contra el COVID-19 tienen más probabilidades de vacunarse que los estudiantes de las escuelas que no lo hacen.

Lo que puede hacer

El kit de herramientas para comunidades escolares de la campaña Juntos Sí Podemos tiene recursos, que incluyen plantillas y guías para ayudarlo a que tome los siguientes pasos:

1. Facilite la vacunación de los niños.

Únase a miles de escuelas de todo el país y organice una clínica de vacunación. O colabore con otros proveedores en su comunidad para ofrecer sitios de vacunación. Hágales saber a los padres y tutores que sus hijos pueden recibir la vacuna contra el COVID-19 al mismo tiempo que reciben otras vacunas de rutina.

2. Responda a las preguntas de la gente.

Es normal que las personas tengan preguntas, y conceptos erróneos, sobre las vacunas contra el COVID-19. Prepárese y prepare a su personal con los mensajes de salud pública basados en datos correctos de la campaña Juntos Sí Podemos, como las respuestas a preguntas frecuentes. También conecte a las familias con los expertos (enlace en inglés). Por ejemplo, invite a un pediatra local a un "horario de consulta" durante la entrega y recogida de los niños para responder a las preguntas de los padres y tutores. Organice una reunión comunitaria o una sesión de preguntas y respuestas con la asociación de padres y maestros de su escuela (PTA, por sus siglas en inglés) e invite a pediatras locales y proveedores médicos de confianza.

3. Promueva la ampliación de la elegibilidad para recibir la vacuna contra el COVID-19

Como la FDA amplió la elegibilidad de una vacuna contra el COVID-19 para incluir a los niños de 5 a 11 años, la gran mayoría de los estudiantes de K–12 ya pueden vacunarse.

Envíe cartas a los padres, riegue la voz en las redes sociales (enlace en inglés), y hable de las vacunas contra el COVID-19 en su escuela y en los boletines informativos de su salón de clases.

En sus comunicaciones, asegúrese de explicar los beneficios de la vacunación para su comunidad. Por ejemplo, hará que sea más seguro para los estudiantes asistir a clase en persona y participar en actividades después de la escuela y reducirá la necesidad de que los estudiantes falten a la escuela debido a los requisitos de cuarentena, si su escuela los tiene.